Saltar al contenido
significado de la mariposas

Mariposas Nocturnas

Las mariposas nocturnas son también conocidas como polillas. De hecho es así como se les debe clasificar, pues las mariposas según estudios son insectos que se dedican al trabajo de día, mientras que las polillas son esos insectos que dedican al trabajo de la noche.

Mariposas nocturas o polillas
Mariposas nocturnas, conocidas cómo Polillas

¿A qué se dedican las Mariposas Nocturnas?

Aunque son poco conocidas y además muy poco valoradas, se dedican a:

  • La polinización: Algunas de ellas también trabajan de día y se encargan de la transferencia de polen. Estas son discretas durante el día, por lo que pueden pasar desapercibidas.
  • Son parte de la cadena alimenticia. Es decir, son fundamento esencial en la cadena trófica. Estas se encargan también de alimentarse de insectos que se consideran “Plagas” dentro de nuestra sociedad. Sin ellas tendríamos una incómoda vida, teniendo que lidiar aún más con estos insectos indeseables.
  • Indicadores biológicos: Son informadores de la salud de nuestro ambiente en el territorio donde nos encontramos, de los cambios climáticos, etc.

Además, es importante acotar en su mayoría la familia lepidópteros. Existen más polillas que mariposas, que poseen las siguientes características:

Características de las Mariposas Nocturnas (Polillas)

Existen muchas más mariposas nocturnas que mariposas diurnas. A estas se les denomina también “heteróceros” y poseen ciertas características que las diferencias de las mariposas diurnas.

Polillas de alas llamativas
  1. La mayoría de las polillas suelen tener alas de color gris oscuro, gris claro o marrón. Esto es con la finalidad de poder camuflarse de sus depredadores nocturnos, aunque pueden existir diferentes especies de mariposas nocturnas con un color de alas bastante llamativo. Pero estas son las que poseen un grado de toxicidad bastante alto (solo refiriéndonos a las polillas)
  2. En el momento de descansar, las polillas suelen tener las alas de manera horizontal, cubriendo todo su cuerpo. Esto es a lo que llamamos “camuflarse”, a diferencia de las mariposas diurnas, que en lo general poseen las alas de manera vertical.
  3. Poseen antenas que, a diferencia de las mariposas que son gruesas, estas antenas son finas.

Existen más de 136.000 especies de lepidópteros y cada uno de estos tienen una costumbre diferente en un número tan extenso.